De la dependencia a la libertad.

Al creernos separados de la Vida, no sentimos nuestra unidad indisoluble con ella y perdemos así la consciencia de la vitalidad sagrada de la que todo está henchido. Nos convertimos entonces en buscadores adictivos de algo (una imagen, relaciones, posesiones, situaciones, logros, sustancias...) que colme esa sensación de carencia y...